sábado, 29 de octubre de 2011

VI MUESTRA FOTOGRÁFICA TRENCANT BARRERES


Rafael Mingo

Vinaròs es una de las ciudades más accesibles de la Comunidad Valenciana. Conseguirlo ha supuesto una lucha reivindicativa durante muchos años y es ahora, aprovechando la ayuda del Plan Confianza de la Generalitat Valenciana cuando por un importe de 2.214.536€, se podrá hacer realidad el sueño de tantos discapacitados y personas en general que sufren algún impedimento. El objetivo fundamental es facilitar la movilidad y la autonomía a cualquier persona con alguna capacidad física reducida.
Al acto de inauguración de la VI Muestra Fotográfica Trencant Barreres cuyo lema elegido para la misma ha sido: “L’ACCESSIBILITAT…UN BÉ PER A TOTA LA POBLACIÓN, asistieron la Diputada Provincial Delegada de Acción Social, Sra. Esther Pallardó Pardo, acompañada por el Sr. Alcalde de la ciudad, D. Juan Bautista Juan, la responsable de Bienestar Social y Accesibilidad, Sra. Marcela Barbe Beltrán y el Presidente de COCEMFE MAESTRAT, Manolo Celma Campanals, gran impulsor de todas estas conquistas.
Ante una buena asistencia de público, el arquitecto redactor del plan de accesibilidad Sr. Pep Selgar, dio una magnífica charla sobre todo lo que se ha realizado en la ciudad en este terreno y lo importante que es la concienciación de los ciudadanos, pues muchas veces las dificultades de los discapacitados las provoca el propio ciudadano con sus conductas inadecuadas. El Sr. Selgar concluyó diciendo que, sin duda, se ha avanzado mucho, pero también es mucho el camino que queda por recorrer.
La muestra, que quedó inaugurada el 27 de octubre, podrá visitarse hasta el día 14 de noviembre. 










 























jueves, 27 de octubre de 2011

LA DISCAPACIDAD: POLITICOS Y POLITICAS DE ACTUACIÓN

R. Mingo

Cuando te das una vuelta por el mundo para explorar y aprender de lo bueno que otros hacen mira por donde, todavía hay espacio para la sorpresa: Suecia, un país donde la discapacidad es prioritaria y lo es en todos los sentidos y terrenos. Casi todos los discapacitados de Suecia viven en su propia casa, y la gran mayoría de los niños con discapacidad se crían en sus hogares, con sus familias. La mayor parte de los niños y adolescentes asiste a colegios ordinarios, si bien hay clases especiales de escuelas para los sordos y los que padecen disminución auditiva, o que estén afectados de motricidad deficiente o tengan dificultad de aprendizaje. Esto no ocurre en España.

En educación, a todos se les trata por igual. En la Ley de Educación de Suecia, se establece que debe de haber igualdad para todos los niños, sin tener en cuenta su lugar de residencia en el país, y sea cual sea su discapacidad. Como hecho relevante y significativo tenemos que la proporción de las personas que terminan su educación secundaria es algo mayor entre los que tienen discapacidades que entre los que no las tienen. Debería hacernos pensar a todos los españoles. También es verdad que en educación superior se invierten los polos, pero va en aumento el número de estudiantes discapacitados que cursan estudios universitarios. Que envidia.

En bienestar social, Suecia ampara a todos sus habitantes por igual y tiene además programas especiales para el mundo de la discapacidad. Los discapacitados tienen derecho a la asistencia personal gratuita. El número de horas de dicha asistencia depende del grado de discapacidad, sin tener en cuenta otros motivos.  

En el plano de accesibilidad tienen como norma que: “para que una sociedad ofrezca igualdad de condiciones a todos, prescindiendo de las discapacidades, es la facilidad de acceso”. Para ello tienen normas que aseguran el arreglo de: calles y lugares públicos, edificios públicos, tiendas, restaurantes y transporte colectivo. Así, todas las personas pueden utilizar las calles y lugares públicos. Se puede observar que no se hace distinción por su condición o no de discapacitado. Todas las personas.

Lo que si llama poderosamente la atención del que escribe, son las ayudas y servicios en el plano de la vivienda. Si un discapacitado tiene vivienda propia y desea seguir viviendo en la misma pero no tiene las condiciones adecuadas, puede solicitar un subsidio municipal para modificar su casa. Estas ayudas van desde la eliminación de umbrales, disposición de rieles de apoyo, ampliación de puertas o instalación de abrepuertas automáticos y ascensores especiales. Para aquellas personas que necesitan un apoyo extraordinario, se les concede una vivienda colectiva donde personal especializado presta su servicio durante las 24 horas del día. Las viviendas colectivas son apartamentos donde se pueden compartir determinados servicios. Otro modo es la vivienda asistida. En este tipo de vivienda el inquilino discapacitado habita en su propio apartamento con total independencia y además cuenta con una gran ventaja: puede llamar al personal de servicio a cualquier hora. También se cuenta con los hogares familiares especiales, para personas con discapacidad funcional. En estos hogares los niños pueden vivir con otra familia durante un cierto período de tiempo.

Viajar por España y comprobar como cientos de pueblos no han realizado ni una sola adaptación para la gente de iguales pero distintos, es deprimente y muy preocupante, pues la falta de acceso significa que la gente con discapacidades funcionales no tiene las mismas oportunidades que otros de participar en la vida comunitaria. Suecia y otros países están luchando para superar esa limitación y para ello sus gobiernos cooperan con entidades y organizaciones que luchan por el mundo de la discapacidad.  En definitiva, luchan para que el mundo de la discapacidad tengan iguales oportunidades y participen plenamente en la vida comunitaria.

Nos situamos en España, concretamente en la capital. El CERMI Comunidad de Madrid, estuvo organizando durante unos meses  el “Tour de la Discapacidad”, en dicho Tour, los políticos debían de comprobar sobre el terreno las dificultades con que se encuentran las personas con discapacidad en su día a día en la calle. Fueron 22 los políticos invitados, solo cuatro confirmaron su asistencia. El Tour naturalmente fue suspendido. En palabras del comité:”Para el comité, "es descorazonador que, ante la sociedad, los políticos hablen y hablen de la solidaridad, de las ayudas al sector, del apoyo constante a la discapacidad y, ante una invitación no exenta de cierto tono lúdico, al final se hayan borrado casi todos de la lista".

Esta es nuestra clase política, salvo honrosas excepciones. ¡Que lejos estamos de Suecia! Muchos podrán decir que son muy pocos millones de habitantes y tienen más para repartir. También podrían haber elegido ignorar a los discapacitados, pero no, eligieron el camino correcto, el camino de la inclusión, el camino de la igualdad.  

lunes, 10 de octubre de 2011

JUNTOS PODEMOS

Rafael Mingo

Indudablemente el mundo de la discapacidad sufre, aún en los comienzos del siglo XXI, sustanciales diferencias con respecto al mundo normalizado. Son muchos los estereotipos y estigmas que, de manera caprichosa unas veces, de manera mal intencionada otras,  sin criterio alguno e ignorancia absoluta en la mayoría de los casos,  se emplean para definir al mundo de los diferentes. No por repetirlo mil veces somos capaces de luchar para transformar el mundo de la discapacidad, disminuyendo sus infinitas diferencias con respecto al resto de los mortales. 

La sociedad en su conjunto necesita de una profunda concienciación con respecto a la singular problemática de los discapacitados. Es necesario que todos los estamentos educativos se impliquen en la integración del colectivo; pero no solo estos, también la sociedad civil en general, luchando y contribuyendo a que la legislación existente del colectivo sea conocida y se exija el cumplimiento de la misma en todo aquello que hace referencia a cuestiones elementales como igualdad, respeto e integración.

Cambiar una sociedad para que sea capaz de transformar la dependencia actual del discapacitado en independencia, convierta de manera natural las barreras arquitectónicas en accesibilidad para todos y transforme las desigualdades en igualdad de oportunidades, requiere de una progresiva y profunda transformación del entorno sociocultural de la misma. Dicha transformación no se podrá llevar a cabo sin que el mundo mismo de la discapacidad se implique e involucre en esta  ardua tarea. “JUNTOS PODEMOS”

Colaborar a través de las asociaciones que trabajan a favor del mundo de la discapacidad es una formula adecuada para conseguir estos propósitos. Para ello, es necesario que se realice un trabajo conjunto y coordinado entre las diferentes asociaciones. Actualmente, salvo excepciones, trabajan aisladamente, cada asociación con sus normas, estatutos, objetivos, etc. Todas luchan por lograr mejoras sensibles en las personas discapacitadas y en los diversos terrenos: integración, información, cumplimiento de las leyes, salud, trabajo, vivienda… “JUNTOS PODEMOS”. Cada una por su cuenta, no es el camino. Aunar vuestras experiencias, sentimientos, ideas, emociones, criterios hacia el mundo de la discapacidad, VUESTRA FUERZA, es lo más adecuado para concienciar, sensibilizar y provocar cambios en la sociedad y los gobiernos. “JUNTOS PODEMOS”.

COCEMFE es una asociación repartida por toda España que lucha por los derechos de los discapacitados.  Desde el año 2000, año en que se constituyó COCEMFE MAESTRAT, con domicilio en Vinaròs y con delegaciones en Benicarló y Peñíscola, lo hizo como entidad, para dar respuesta a la necesidad imprescindible de la mejora de las condiciones de vida de las personas con discapacidad en su comarca, al mismo tiempo anima y fomenta la participación de sus asociados en programas de gran interés para los mismos: conferencias, seminarios, charlas en centros educativos, fomento del deporte adaptado a través de su CLUB BAIX MAESTRAT ESPORTS ADAPTATS, intercambio de experiencias sobre la problemática de la discapacidad, sensibilización y concienciación de la población hacia la integración de las personas con discapacidad; es decir, un programa completo que hace que esta asociación sea un punto de referencia y un modelo a seguir en las políticas sociales del sector de la discapacidad en el Maestrat.  Este trabajo, necesita de la colaboración de sus asociados y de la participación activa de los discapacitados, sin los unos y sin los otros, sería imposible lograr el cumplimiento de los objetivos. “JUNTOS PODEMOS”. Ahora solo falta que vuestro trabajo sea conocido y compartido en otros lugares. “La unión hace la fuerza”. Por ello todos “JUNTOS PODEMOS”. Podemos cambiar las cosas si sabéis  reconocer el esfuerzo y sacrificio que otros, dentro de cada asociación, realizan por vosotros y por vuestras familias.  

miércoles, 5 de octubre de 2011

EDUCACIÓN COMO PRINCIPIO

Rafael Mingo

Tomar la decisión y tener la oportunidad de contemplar la vida desde una perspectiva diferente te permite descubrir un montón de nuevos amigos. Personas a las que cada día puedes ayudar a ser más felices y también acercar a la consecución de sus sueños.

Al ponerte en el lugar del otro, de aquel que no tiene piernas o de esa otra persona cuyos ojos no pueden ver, o cuyos oídos no perciben el sonido o…, tantos y tantos casos, comenzamos a entender las tremendas dificultades del día a día de este grupo de personas.

Uno puede suponer que, ante tantas dificultades, el discapacitado pueda sentir un inmenso deseo de arrojar la toalla. No es así. La persona con discapacidad, regla general, es alguien luchador que siempre busca superarse a sí mismo. Es emprendedor y suele realizar múltiples actividades a lo largo del día. No se detiene con facilidad ante las dificultades, y cuando se propone conquistar algo lucha y lucha hasta lograrlo. Muchos de ellos, la mayoría, cumplen al ciento por ciento esa frase que dice: “Si me pides que llegue a la cima de una montaña, sólo muéstrame el camino”. Este es el mundo de la discapacidad que yo conozco.

Indudablemente, las personas con discapacidad tiene algunas limitaciones (¿y quién no las tiene?), pero es igualmente cierto que poseen habilidades, destrezas y potencialidades que las hacen merecedoras de la inclusión social y no precisamente de la exclusión. Son, sencillamente, personas que buscan los mismos derechos que tienen todos aquellos que integran el mundo denominado normalizado. Ellos, como todos, necesitan su espacio, y corresponde a toda la sociedad  ayudarles para que lo conquisten.

Puedes experimentar por unos momentos que no tienes piernas o simplemente que tus capacidades intelectuales no son las adecuadas; imagina por un momento que no oyes o que no ves. Sería  conveniente que realizaras alguna práctica en tu casa con alguno de estos ejemplos y te pusieras en el lugar de ellos. Muchos son los que han entendido el mundo de la discapacidad al realizar alguna de estas propuestas.  

La comprensión, la aceptación, la sociabilidad, son valores  necesarios en el ser humano, valores que los padres deben fomentar en sus hijos, pues son la base para construir una sociedad de mayor calidad en la que todas las personas sean tratadas por igual. Aplaudo las iniciativas  que luchan para que los niños aprendan a comprender y aceptar a otros niños, sin que les importe la discapacidad que sufren ni, por supuesto, su religión o raza. Educar a los niños en el  respeto y la aceptación del otro, sin barreras, debería ser una herramienta enriquecedora de la personalidad empleada en todo proceso educativo.  

Ser discapacitado no es ningún impedimento para poseer sabiduría e ingenio y desarrollarse en la vida con plenitud.  Louis Braille perdió su vista siendo muy niño a causa de un accidente. Su tesón, sabiduría e ingenio le llevó a crear el método de escritura conocido como BRAILLE. Gracias a este método, son muchos los millones de personas discapacitadas  que pueden leer y escribir y expresar todo aquello que llevan dentro. La gran aportación  que hizo este hombre a la educación, y ante todo y sobre todo a la calidad de vida de la población invidente, le fue reconocida en su país, no sin mucha lucha ingrata y de salvar muchos obstáculos. Todos los que cada persona discapacitada tiene que sortear cada día que amanece. No por eso se rinden; todo lo contrario, luchan para lograr lo que tantas veces se les niega: SUS DERECHOS.